lunes

Fondo chino-venezolano impulsa 160 proyectos para el desarrollo del país

AVN.- El Fondo Conjunto chino- venezolano ha permitido al Gobierno obtener recursos para financiar 160 proyectos de gran envergadura en dístintas áreas estratégicas de desarrollo, tales como infraestructura, industrial, agrícola, sistemas masivos de transporte y generación eléctrica.

Parte de estos proyectos están dirigidos a agregar valor a las materias primas venezolanas como el aluminio y derivados del petróleo. Una gran parte de estos proyectos aún se encuentran en desarrollo, pues debido a su tamaño y a la cuantía de recursos necesarios para su ejecución, se llevan a cabo por etapas.

Así lo explicó recientemente la ministra del Comercio, Edmée Betancourt, durante la presentación de la Ley del Presupuesto de 2012 que se llevó a cabo en la Comisión Permanente de Finanzas y Desarrollo Económico.

Además, el economista José Gregorio Piña resaltó la validez y viabilidad del Fondo Conjunto chino- venezolano como instrumento para apalancar proyectos de desarrollo nacional.

“Están constituidos como figura empresarial, con personalidad jurídica propia, con patrimonio separado y legalmente los entes son descentralizados, con régimen presupuestario propio. Además, los recursos que se obtienen por esta vía, ni siquiera son endeudamiento en el sentido estricto, sino ventas a futuro de producción adicional, porque se pagan con petróleo, distinta de la que alimenta la fuente presupuestaria ordinaria de la Ley de Presupuesto, que es y ha sido siempre sólo para la Administración Central”, explicó.

Entre los proyectos financiados por el fondo, resaltan la construcción o ampliación de las líneas de los metros de Valencia y Maracaibo, así como la rehabilitación del tramo Acarigua-Turén del sistema Centro Occidental Simón Bolívar que prevé la construcción de 46 kilómetros de vías férreas, y otras obras ferroviarias, como la que permitirá unir la primera etapa Caracas – Tuy Medio, actualmente en funcionamiento, con el tramo La Encrucijada – Puerto Cabello.

También se financian recursos para la agricultura y la producción de alimentos para las familias venezolanas como la consolidación de la Unidad de Producción Primaria Socialista Jirajara, con una extensión de 5.459 hectáreas; la segunda etapa del proyecto de rehabilitación integral del sistema de riego río Guárico; la segunda etapa del Proyecto Desarrollo Agrario Socialista Tiznados; el proyecto Agrario Socialista planicie de Maracaibo, Zulia, en donde se prevé 20 mil hectáreas de riego; el plan excepcional destinado a la construcción y rehabilitación de 5.401 kilómetros de vialidad agrícola así como de sistemas de riesgo para atender 122.560 hectáreas y el proyecto integral para el desarrollo de la Isla de Guara, al sur de Monagas, el cual prevé 25,8 kilómetros de vialidad, 338 kilómetros de drenaje, 170 casas, espacios de desarrollo rural en 2.250 hectáreas.

Asimismo, se impulsan proyectos industriales como la ampliación de una planta de olefinas y otra de propileno en Jose, estado Anzoátegui, destinada a la producción de insumos para plásticos y de hidrocarburos, respectivamente.

Otra serie de proyectos buscan crear cadenas productivas como el tercer puente sobre el Río Orinoco, que tiene vías terrestres y férreas, el cual unirá las poblaciones de Cabruta, al sur de Guárico, y Caicara en Bolívar. En este eje de desarrollo se financian proyectos para la construcción de una planta desmotadora y deslintadora de algodón, con una capacidad de 12.790 toneladas de fibra de algodón por año y 20.300 toneladas de semilla de algodón reutilizables para la siembra. También destaca entre los proyectos la construcción de una planta para la producción de rieles para vías férreas y acero estructural con capacidad de 580 mil toneladas al año.